lunes, 11 de mayo de 2015

Enrevista en "El COMERCIO" a Chano Castañon

 CHELO TUYA  LA ENTREVISTA

En el Café Gregorio ya se preparaban gintonics cuando el mundo aún los llamaba 'cacharros'. Pero el éxito de este local, abierto por los hijos del erudito y sportinguista Luciano Castañón en memoria del abuelo Gregorio, no se debe solo a que añadan la rica especia haba tonka a algunas ginebras o a que haya tan buen ambiente de mañana para cafetear como de madrugada. Sin desmerecer en nada a Ángel, los clientes saben que en el turno de Chano verán 'desaparecer' un vaso de sidra dentro de un periódico o sabrán dónde ponerse para pescar la mejor lubina. Playu en estado puro.

¿Se consumen muchos gintonics al hacer programas electorales?
Creo que pocos. La gente debería de beber un poco más. Sobre todo, para votar. Debería alegrarse un poco más y votar sin miedo.

Usted que la usa ¿sabe si a los del CIS se les ha ido la mano con el haba tonka al cocinar la encuesta?
Los del CIS deberían beber más Citadelle con haba tonka: les saldrían mejor las encuestas.

El obús que encontró usted en San Lorenzo, ¿fue una pista de que debemos pasar a la acción?
Estos partidos nuevos que llegaron ahora están dando un revulsivo. La gente, por suerte, empieza a ver las cosas de otra manera. Porque los dos grandes parecen uno.

Dice el CIS que van a ganar.
Los pensionistas tienen miedo a dejar de cobrar la pensión, pero los jóvenes... eso es otra cosa.

Experto pescador, ¿los votantes tragamos cualquier anzuelo?

Si les lubines picasen como picamos los votantes ¡vaya pesca que haría! El refranero español es sabio: Prometer, hasta meter. Después de haber metido, nada de lo prometido. A estas alturas, no podemos seguir tragando lo que nos prometen: no cumplen ni la tercera parte

Nuevos candidatos. ¿Capitanes de navío o marineros de agua dulce?
Sinceramente, no lo sé. Como persona de izquierdes, alégrenme el oído, otra cosa es lo que puedan hacer. Está claro que lo que nos gobiernan no son los que vemos en el telediario: son los que tienen les perres y hacen con nosotros y con la macroeconomía lo que les da la gana.

«Luciano Castañón fue uno de los eruditos más grandes que ha dado Asturias», dicen de su padre. Pero el libro más vendido es el de Belén Esteban y no 'Vivimos de Noche'.
Mi padre escribió varias novelas, ganó premios, pero quizá no fue su fuerte. Él se dio cuenta de que como más podía dar a Asturias, que era lo que más quería, era investigando.

El hijo de la Pantoja vive del cuento; el de Castañón se deja la piel en la barra. ¿Marca España?
No sé si ye marca España, pero está claro que a todos estos personajes hay que tragalos. Mi aspiración sería vivir del cuento, como vive Paquirrín o los grandes directores de los bancos. Esos puestos de alta dirección deberían ser por sorteo, da igual que esté uno u otro.

Visto lo visto, igual nos iba mejor que al frente de Bankia hubiera estado usted antes que Rato.
(Risas) Imagínate... Cuando me acuerdo de Rato, siempre pienso en la casa que tenían ahí donde el Piles. Debajo de ella pesqué yo muchísima angula toda la vida. Por eso, yo oigo Rato y pienso en angula.

Dicen que en algunos restaurantes hacen la misma asociación.
(Risas). Ahora ya no está ni la casa, ni la angula. En mi canal de youtube, Chano Pesca, cuento para qué sirven esas tarjetas black y cómo nos tomen el pelo a todos.

Su abuelo Gregorio ganaba 9 duros a la semana. ¿La reforma laboral nos ha devuelto a los años 30?
Ahora somos esclavos de otra manera. Un chavalín vecino acaba de terminar la carrera y el máster. Se ha ido a trabar a Madrid. Gana 800 euros y paga 500 de renta. Tiene que llamar a la madre para pedir chorizos, lentejes y la madre que me parió. Si eso no ye ser esclavu, que venga Dios y lo vea. Mi hijo estudia en Londres y espero que no vuelva. Trabajar debajo de casa, como hago yo ahora, se acabó.

Decía su padre que «como buen asturiano, me siento liberal». ¿Nos vamos a sentir ahora bolivarianos?
¡Qué va! ¿Usted cree que estos chavales de Podemos van a querer para Asturias lo que hay en Venezuela? Eso son gilipolleces que te dicen para meter miedo los que no quieren que les votes. ¡Si los de Podemos dan clase en la Universidad, hombre! De tontos no tienen un pelo.

¿Y el 25-M, qué?

No lo sé. Estoy completamente seguro de que a las 11 de la mañana voy a estar aquí en el café y espero vender los mismos o más cafés que hoy. Porque la vida es una tómbola y seguirá funcionado... esté quien esté, mal que nos pese.